Cambios significativos gracias a las carillas en porcelana.

Solo quienes han padecido de primera mano la pérdida parcial de un diente, saben lo incómodas que resultan ser las miradas de algunas personas, que sin querer, se fijan en ese pequeño defecto que hace que su sonrisa y su boca luzcan poco agradables. Por suerte hoy en día existen soluciones fiables y efectivas que nos permiten recuperar la apariencia que tenían nuestros dientes antes de perderlos de forma parcial, como las carillas en porcelana.

Estas son una gran alternativa para darle una nueva vida a un diente que por cualquier motivo sufrió una fractura en parte de su estructura y que nos hace ver de una forma graciosa y poco agradable tanto para nosotros mismos como para los demás. Con esta solución podemos dejar atrás la incómoda imagen que tenemos al mirarnos al espejo y la inseguridad que proyectamos a los demás.

Una persona que se ha sometido a un tratamiento y ha tenido que colocarse carillas en porcelana sabe que es un procedimiento muy sencillo y que no involucra ninguna práctica que pueda considerarse dolorosa y que pueda hacerlo pasar un mal rato. Todo lo contrario es uno de los tratamientos más sencillos y menos invasivos que tiene la odontología pero que brinda resultados de primera garantizándoles cambios significativos en su forma de comer y sonreír.

Y es que la perdida completa de los dientes no es la única que causa problemas o hace sentir incomodos a los pacientes, pues los que ha tenido que perder parcialmente un diente, también presentan grandes problemas para realizar las actividades más básicas y cotidianas que hacemos durante el día.

Comer se vuelve un verdadero desafío pues la comida no puede ser masticada de forma correcta, dependiendo de la gravedad de la fractura, hablar también se complica un poco pues este espacio que ahora tiene la cavidad oral genera un pequeño siseo que se escucha con gran facilidad y que puede volverse un motivo de burla para los demás.  Obviamente sonreír es otra de las cosas que no se pueden hacer con tanta naturalidad cuando se presentan estas condiciones.

Los dientes son muy fuertes y resistentes, de hecho son los únicos que se conservan luego de que el cuerpo fallece o sufre quemaduras extremas, siendo piezas claves para la identificación de la persona. Sin embargo, si no se tiene los cuidados necesarios es muy probable que comencemos a presentar problemas que nos hagan perder uno o varios de ellos. Pero la razón principal por la que se colocan carillas en porcelana, son diferentes a las que pueden estar relacionadas con enfermedades periodontales o de otro tipo que causan la pérdida de los dientes.

La causa más habitual para este tratamiento resulta ser un golpe. ¡Sí, un golpe! Cuando una persona sufre un accidente que involucra la zona de la boca, casi siempre presenta la fractura de uno o varios dientes y estos siempre son los que se encuentran en la parte superior delantera de nuestra mandíbula. Son los preferidos por excelencia de los accidentes. Si usted va caminando y se tropieza y golpea una superficie dura con sus dientes, tenga por seguro que una de sus piezas dentales sufrirá las consecuencias.

Resbalones en la piscina, juegos inapropiados, carreras entre amigos, choques de autos, entre muchas otras cosas, pueden ser las causantes de un golpe contundente que le haga perder parte de uno de sus dientes.

Por otro lado y que suele causar bastante molestia en los pacientes, es la de comer alimentos o golosinas que sean muy duras y que hagan que el diente y la mandíbula deban esforzarse por triturarlo. Los dulces, el chicarrón y cualquier otro alimento que tenga una consistencia muy sólida pueden causar la fractura de un diente en cuestión de minutos. Es por esta razón que los odontólogos somos tan insistentes en que no es adecuado que una persona consuma este tipo de comidas con regularidad. Los pecados están permitidos, pero no todos los días.

No obstante los golpes no son la única razón por las cuales se colocan las carillas en porcelana, pues más allá de las fracturas que son un problema funcional y estético, existe otro que se enfoca más en la apariencia y la sonrisa: los espacios en los dientes. A estos se les conoce como diastemas y pueden ser una verdadera pesadilla para quien los tiene de forma muy pronunciada. Esta condición no tiene una explicación científica única, los espacios pueden producirse por múltiples factores y encontrar una sola causa resulta ser una tarea imposible.

Lo bueno es que se puede solucionar de varias maneras. Cuando los dientes tienen más problemas en cuanto a posición y rotación se utiliza la ortodoncia para corregir estos factores y cerrar los espacios que se encuentran presentes. Sin embargo, hay casos en los que no todas las piezas dentales necesitan ser intervenidas, por lo que opta por colocar las carillas, teniendo en cuenta que son solo las piezas delanteras superiores las que muestran el diastema.

Nuestra Clínica Vital ofrece un tratamiento con carillas en porcelana completamente seguro y efectivo que le permite solucionar de forma rápida y sencilla los problemas estéticos y funcionales que le haya podido causar la pérdida parcial de uno o varios dientes. Utilizamos materiales de alta calidad, tanto en la porcelana como en la resina que se usa para fijar la carilla a la pieza dental, que le garantiza una gran durabilidad. Comuníquese ahora con nosotros y descubra de nuevo su hermosa sonrisa.

Recent Posts

Leave a Comment