La sonrisa en una persona es muy importante, puesto que es sinónimo de belleza y es lo primero que se ve a simple vista. Después de los ojos, la sonrisa es lo segundo que las personas ven a simple vista, siendo por esta razón, parte de la carta de presentación de la persona. Una sonrisa hermosa es atractiva, haciendo que la persona luzca más hermosa.

Es por eso que cada vez más son las personas de distintas edades que desean tener una sonrisa hermosa, la cual puedan lucir sin inconvenientes. Siendo el diseño de sonrisa indispensable para lograr tal fin, puesto que la odontología estética y funcional han avanzado notoriamente, hasta el punto que el diseño de sonrisa va más allá que el uso de los brackets.

Hoy en día dentro del diseño de sonrisa y de la estética dental, se usa en gran manera las carillas de porcelana, siendo una de las opciones más ideales e innovadoras de la estética y la funcionalidad dental. Es por eso que estas ayudan a conseguir una sonrisa mucho más hermosa y armoniosa.

Una carilla es una reconstrucción dental que usualmente involucra solamente la cara frontal de los dientes anteriores. Esa reconstrucción puede realizarse en porcelana o en resina compuesta dependiendo de diferentes factores. Así, el objetivo principal de una carilla es mejorar la estética de los dientes frontales y de toda la sonrisa, pero de una manera conservadora evitando el máximo de desgaste del esmalte dentario posible.

Las carillas pueden ser fabricadas de forma directa por el odontólogo sobre los dientes del paciente en resina compuesta o de forma indirecta fabricadas por el laboratorio dental usualmente bajo tecnología robótica CAD CAM en porcelana dental. Las carillas en resina compuesta son menos duraderas y más propensas a fracturarse en sus bordes y a cambiar de color con el tiempo mientras que las carillas en porcelana son más duraderas y más resistentes a la fractura y nunca cambian de color. Las carillas en resina son más económicas y ligeramente necesitan menos desgaste del esmalte que las carillas en porcelana.

En cuanto al grado de desgaste del diente existen tres tipos de carillas: las carillas ultra delgadas o lumineers o también llamadas lentes de contacto, las carillas propiamente dichas o veneres, y las carillas coronas o también llamadas full veneer crowns. Las carillas ultra delgadas o lumineers se utilizan en casos cuando queremos arreglar la forma y el tamaño de los dientes, pero sin cambio de color significativo de los mismos, este tipo de carillas se realizan casi sin ningún tipo de desgaste del esmalte dentario, son las carillas más conservadoras.

Las carillas convencionales usualmente involucran un desgaste de 0.5 mm del esmalte dental del diente y no sobrepasan la cara frontal de los dientes, estas carillas se utilizan cuando queremos arreglar la forma y tamaño de los dientes y cambiar máximo 3 tonos el color de los dientes del paciente, estas son restauraciones conservadoras pero que involucran desgaste mínimo del esmalte de los dientes. Estas carillas requieren que la superficie frontal de los dientes este en buen estado sin resinas grandes ni caries.

Las carillas coronas o full veneer crowns son carillas que involucran la cara frontal de los dientes, la cara palatina y a veces las caras laterales, son coronas en porcelana, pero muy conservadores de la estructura dentaria. En otras palabras, son coronas delgadas que a pesar de requerir de un desgaste dentario de hasta 1.0 mm no desgastan tanto el esmalte como una corona convencional. Estas se utilizan en casos ce dientes muy pigmentados que requieran un arreglo significativo en el color, o en casos de dientes en buen estado pero que tengan muchas resinas ya existentes que involucren varias caras.

Las carillas en porcelana son restauraciones utilizadas por más de 30 años en el mundo y han mostrado un gran éxito clínico si se cumplen los siguientes aspectos: 1. Deben ser limitadas al esmalte dental y nunca llegar a la dentina, 2. Deben idealmente ser limitadas a los dientes frontales, 3. Deben ser cementadas con adhesión, 4. Deben ser fabricadas con una adaptación al diente optima microscópica y 5. Deben ser muy cuidadosas en la oclusión o mordida del paciente. Cementación con adhesión se refiere a la cementación de la carilla con cementos especiales llamados cementos de resina y bajo parámetros de máximo aislamiento de saliva y fluidos orales.

Una carilla en porcelana es una restauración que se considera un tratamiento definitivo y debe durar lo mismo de un tratamiento definitivo. Estas son usadas para corregir los siguientes problemas:

  • Cubrir espacios entre los dientes.

  • Corregir la forma, tamaño y estructuras de los dientes.

  • Reparar las alteraciones que se pueden presentar en el color de los dientes.

  • Realizar mejoras en la sonrisa, que permitan que esta luzca más armoniosa.

En la clínica Vital realizamos carillas en porcelana en porcelana de alta traslucidez y resistencia y utilizando tecnología CAD CAM robotizada lo que nos asegura máxima estética en la carilla final y además durabilidad en cuanto a resistencia, estabilidad del color y pigmentación de los bordes de la carilla.

Contamos con el personal experto y especializado que realiza la mejor odontología estética y funcional, permitiendo obtener resultados positivos para que las personas se sientan seguras, y luzcan una sonrisa hermosa y armoniosa con los tratamientos odontológicos que realizamos para que además nuestros clientes se sientan satisfechos.