Como podemos notar en la actualidad, cada vez son más las personas que se concientizan de su salud oral y asisten regularmente a una clínica odontológica Bogotá con el fin de prevenir enfermedades que puedan deteriorar su calidad de vida. Para nosotros como expertos, esto es una gran noticia pues nos deja una impresión positiva del futuro de las nuevas generaciones.

Pero es muy importante que las personas que están interesadas en acudir regularmente a sus controles odontológicos comprueben que la clínica a la que asisten, está efectivamente acreditada en nuestro país para prestar servicios orientados en la salud. Esto es muy importante porque no todos los profesionales están capacitados para hacer algunos procedimientos, pues se requiere de una preparación especial que complemente sus conocimientos en la materia.

¿A qué nos referimos? Es muy común que en diversos centros dentales los profesionales junior, es decir aquellos que apenas comienzan su vida laboral, se involucren en tratamientos muy complejos sin contar con la experiencia necesaria que solamente la práctica pueda dar. Además de esto existen odontólogos que no continuaron con su proceso educativo, más allá de su profesionalización, pero si se sienten en la capacidad de hacer tratamientos de alta complejidad odontológica como cirugías maxilofaciales e implantología.

 

Esto es algo que no puede pasar desapercibido, pues como hemos insistido, es necesario que el paciente pueda estar completamente seguro de que la clínica odontológica Bogotá a la que asiste, cuenta con un personal completamente capacitado para realizar el tratamiento que necesita. Esto ocurre no solo en la rama de la odontología sino en la medicina en general. Es muy usual ver profesionales en el área de la salud que realizan procedimientos a los que no están autorizados: fisioterapeutas que realizan tratamientos intravenosos sin la certificación, médicos que sin conocimiento realizan tratamientos estéticos no invasivos, entre otros.

Clínica odontológica Bogotá

 

En la odontología es necesario que el dentista tenga la capacidad de ofrecerle soluciones viables a su paciente, por ello es que es mucho más recomendable asistir a una clínica que a un consultorio particular, pues en una infraestructura más grande usted encuentra profesionales de todas las áreas, equipos médicos especializados, imágenes diagnósticas, salas de cirugías, etc. Algo que no va a encontrar en otro lugar más pequeño, pues en estos casos deben contratar el resto de los servicios de manera independiente.

Tanto el Ministerio de Salud como la Superintendencia deben tener registro de las actividades de cada una de las entidades que prestan servicios de salud, por lo que no está de más que usted pueda enterarse un poco de cuáles son los requisitos que se exigen para este fin. Esto no solo permite saber que la clínica odontológica Bogotá se encuentra bajo un sistema que la vigila sino que también le permite ofrecer mayores estándares de calidad en la prestación de su servicio, lo cual es indispensable para cualquier odontólogo hoy en días, no solo para la práctica privada o salubrista.

Pero ¿cómo enfocar entonces el tema de la calidad en el área de la odontología? Tienen que cubrirse 4 campos básicos:

  1. Excelentes profesionales: que va muy de la mano con lo que se mencionaba anteriormente, en donde se deben tener profesionales certificados y especialistas en las diversas áreas de la odontología con el fin de poder contar con un equipo interdisciplinar capaz de atender diferentes casos, sin importar que tan complejos puedan llegar a ser.
  2. Mínimo riesgo del paciente: Es necesario que como expertos podamos garantizarle a cada uno de los pacientes que llega a consulta y que comienza un tratamiento que los riesgos que puede correr son realmente mínimos. Esto se logra con buenas prácticas dentales, que no solo incluyen el tratamiento sino también el proceso diagnóstico de la condición y con la utilización de materiales confiables y certificados por asociaciones médicas, en donde la calidad siempre sea el factor primordial.
  3. Alto grado de satisfacción: Unos de los factores que más juega en temas de reputación es el cumplimiento de las expectativas del paciente, a fin de satisfacer sus necesidades por completo y que de esta forma pueda recomendar nuestros servicios a más personas que pueden volverse pacientes potenciales. Así que es necesario hacer que la persona se sienta completamente a gusto con su nueva funcionalidad y estética.
  4. Impacto Final: Sin duda alguna este es el aspecto más importante dentro de los 5 que hemos mencionado, pues si los cuatro anteriores se han hecho correctamente, este último se podrá cumplir a cabalidad. En este campo se hace referencia a cómo se impactó la vida del paciente luego de la intervención o tratamiento al que fue sometido para corregir, mejorar o prevenir enfermedades complejas o problemas funcionales. Es necesario que el paciente puede afirmar que su calidad de vida mejoró en un 100% y que puede realizar actividades con plena tranquilidad que antes no podía realizar. Todo lo que se hace dentro de la clínica odontológica Bogotá debe tener un impacto positivo y significativo en la vida de cada paciente.

Nuestra Clínica Vital es una entidad que cumple con todos los requisitos exigidos por la ley para prestar servicios en el área de la odontología, con un equipo de profesionales altamente capacitados para atender cualquier situación, sea compleja o no, y tiene toda la infraestructura necesaria para garantizar procedimientos altamente exitosos. Somos una clínica odontológica Bogotá que presta especial atención a estos 4 campos mencionados anteriormente, por lo que si usted elige realizarse su tratamiento con nosotros, podrá estar completamente seguro de que ha tomado la mejor decisión.