Lo indispensable de un implante dental.

Los implantes dentales representan uno de los tratamientos más buscados en el mundo actual de la odontología moderna. La implantología nació a finales de los sesentas en Suecia, pero realmente hasta los noventas no empezaron a utilizarse de manera masiva y rutinaria en la práctica odontológica. Hoy en día, la implantología es una de las terapias odontológicas más populares en todo el mundo y su uso ya se ha probado por muchos años.

El uso de los implantes en titanio dio luz a la ciencia llamada ose integración, cuyo fundamento se basa en la colocación de un implante en forma de tornillo roscado el cual es fabricado en titanio y es implantado a muy baja velocidad y alta refrigeración en el hueso del maxilar del paciente. El titanio se define como un metal, pero debido a su baja corrosión a la temperatura ambiente es un metal biocompatible; esto significa que no genera ninguna reacción patológica o nociva en el cuerpo humano.

En otras palabras, el hueso maxilar en el cual se aloja el implante no reacciona al titanio como si fuera un cuerpo extraño o un invasor y cicatriza de forma normal alrededor del mismo. Esa cicatrización ósea alrededor del implante produce una integración intima entre el hueso maxilar y el implante de titanio llamado oseointegración, por lo cual los implantes dentales se adaptan como si fuesen dientes naturales.

Esta intima integración es entonces la responsable de la estabilidad y la retención del implante dentro del hueso maxilar. Si las condiciones tanto del huésped como del implante son adecuadas esta unión se preserva durante toda la vida del paciente. Este proceso de cicatrización toma un total de seis meses, razón por la cual algunas veces es necesario esperar seis meses antes de colocar un diente encima del implante, en otras ocasiones si el hueso es de muy buena calidad el proceso final de la corona se puede agilizar para mayor comodidad del paciente.

Uno de los factores que se han identificado indispensable en el éxito de un implante oseointegrado es la posición exacta del mismo en los tres ejes del espacio. Así, la posición e inclinación del implante dictamina la posición y forma del diente que será colocado encima del mismo. Debido a esto, si el implante queda insertado en una mala poción o muy inclinado la corona, la cual es al fin y al cabo por lo que el paciente pide atención odontológica, va a quedar deficiente ya sea funcional o estéticamente.

Por lo anterior, es muy importante el protocolo quirúrgico de colocación del implante y la habilidad y experiencia del odontólogo que lo inserte en el hueso, en donde se fusionen la estética y la funcionalidad para mejorar la calidad de vida del paciente, para que este pueda comer, hablar y realizar otras actividades con total libertad.

Después de insertar el implante en el hueso sigue la colocación del diente artificial llamada corona, la cual es la encargada de reemplazar y funcionar como el diente original. Para este fin el odontólogo toma una impresión o molde el cual copia exactamente la posición tridimensional del implante en la boca del paciente y transfiere esta información a un laboratorio dental en donde se fabrica la corona implanto-soportada para que encaje perfectamente.

Esta corona puede ser realizada de diferentes maneras y en diferentes materiales. En este proceso es donde radica otra de las diferencias entre las clínicas de implantes dentales. Idealmente, las coronas sobre los implantes deben ser realizadas bajo tecnología computarizada llamada tecnología Cad-Cam la cual asegura un diseño y fabricación automatizada de alta precisión y duración. Existen muchos materiales para fabricar coronas sobre implantes pero los que generan mayores ventajas en la odontalgia actual son las coronas fabricadas son las estructuras libres de metal utilizando Zirconia y Disilicato de Litio.

La adaptación microscópica de la superficie de conexión de la corona a la superficie de conexión del implante, juega un papel fundamental en la duración a través de la vida de la restauración de la corona del implante. Por esto es vital la calidad del sistema de implantes y aditamentos utilizados para rehabilitar un paciente, razón por la cual la marca del implante es fundamental en el éxito duradero.

Es por esto que los implantes dentales han sido la solución eficaz en la rehabilitación oral y en la odontología estética para todas aquellas personas que por diferentes razones han perdido sus dientes, y que por este motivo han visto afectada su calidad de vida para comer, sonreír y relacionarse con las demás personas.

Finalizando, un implante dental es la opción ideal para reemplazar uno o más dientes perdidos en un paciente, pero es crítico en el éxito del mismo: la posición exacta del mismo en los tres ejes del espacio, el material y la tecnología utilizada para la corona y los aditamentos protésicos, y finalmente la compañía fabricante del mismo.

Por consiguiente, en Vital encontrará a los mejores profesionales para los implantes dentales que tanto necesita para mejorar su calidad de vida, aumentar su autoestima, relacionarse con los demás, comer con tranquilidad y comodidad para poder disfrutar y sonreír sin complejos ni inconvenientes, puesto que nos caracterizamos por ofrecer los servicios correspondientes a la odontología estética funcional.

Nuestra página web www.vital.com.co está a disposición de todos aquellos que están interesados en adquirir nuestros servicios para mejorar su calidad de vida y poseer una sonrisa envidiable, hermosa y única.